Cierra los ojos…

Comparte con ellos, con todos, adaptabilidad… como las piedras de río -o como el río mismo.

Crear vínculos no se trata de estrategias mentales, sino de la simple relación entre dos (o más)

Cada experiencia que se disfruta, nos pone más cerca del “otro”, que puede, a su vez, estar más cerca nuestro.

Cuando paras de soñar… dejas que el invierno invada tu casa, el frío te puede congelar, pero siempre hay fuego debajo de las cenizas. Paciencia y fe.

Cosechar precisa sembrar… pero sobre todo amor y una esperanza que sobrepasa toda lógica; de otro modo no se puede creer que una pequeña semilla guarde esa planta en su interior.

Corazón, no te abandones… no me dejes… quédate en este crudo invierno.

Ahora ya puedes abrir tus ojos y estar atento, despierto