Pienso en ti, irremediablemente en ti…


Cierro los ojos mientras suena Evanescence en mi reproductor de música. Amy Lee eleva su voz y yo no sé dónde estoy… quizá dentro de tu cabeza así como tú con la mía.

Hay veces en que dos almas están unidas a pesar de no pensar ni hacer lo mismo. Hay veces en que los cielos se nublan para uno mientras otro tiene sol; pero ambos tienen cielo. Hay veces en que tu tranquilidad es mi zozobra; en que mi vigilia son tus sueños profundos…

Miro este bosque, el río potente que cruza suavemente por las rocas, las hojas verdes de los árboles, su sombra fresca o fría. Quisiera poder estar ahí, vivir ahí por un momento y que ese momento se extendiera hasta que tú quisieses. No tengo poder para cambiar las cosas, pero miro este bosque.

Y tú, ¿puedes oír al bosque aún?